miércoles, 11 de febrero de 2009

Muy Personal

Hoy tal vez incursione en un estilo que no me caracteriza, pero realmente no sé como expresar esto, como decir lo que pienso, lo que siento, tal vez un cuento no diga lo que estoy atravesando y por eso tal vez lo haré lo más literal posible, lo mas directo, frío y desgarrador que pueda hacerlo, así como cuando se apuñala un corazón.

Ayer tal vez fue el peor día de mi vida, pese a que mucha gente me hizo sonreír, pese a que muchos se esfuerzan por hacerlo, yo sonrío por conveniencia, porque tal vez sea la unica manera de escaparme de mi realidad.

Esta será tal vez mi carta de despedida, la última vez que mi inspiración trabaje al menos en un tiempo para contar un cuento.

El día comenzó un poco mal, era un día frío, había llovido toda la noche, eran las 5:15 a.m. y yo salía a sortear las calles, aunque ya antes me había dicho que el día tal vez no sería bueno para mí, pues aplasté mis dedos de la mano izquierda con la puerta del estudio de mi casa. Salí a estudiar como es ya la rutina y mientras subía al bus que me lleva a la universidad, resbalé, de esas veces en que la suela de tus zapatos falla y hace que cuando te sentías tan seguro de poner el pie en la escala caigas, me sostuve de un tubo que sirve de pasamanos, pagué el pasaje y como ya es normal me quedé parado esperando un puesto. Las manos en el tubo para sostenerme, Enter Shikari sonando en el Ipod, “No Sssweat” castigando mis oídos y mi cuerpo con ganas de bailar, miré el antebrazo que me ardía y encontré un hueco que emanaba sangre de él, ahí gasté el último pañuelo que llevaba conmigo para sonarme la nariz por la gripa.

Llegué a estudiar, con la cabeza puesta en lo que pasaba luego de clase y tal vez tratando de verle el lado amable a las cosas, me decía a mi mismo: “Juanse, todo va a estar bien”, “Juanse, no es nada, relájate”.

Salí de clase, comí algo y me fui para el edificio ese, donde tenía la cita, donde iba a encontrarme con alguien a quien nunca había visitado, mis cuentos impresos iban guardados en el bolso, mis nervios guardados en mi pecho y mi cabeza, un altavoz que llamaba a la gente y una ciudad que se ve inmensa desde ese sexto piso. Mi nombre fue mencionado por los parlantes y ese juego de escondérmele a la medicina, que muchas veces me había hecho discutir con mi exnovia, había terminado.

Entré al consultorio, el hombre me saludó y me preguntó, “Juan, por qué crees que estás acá” yo lo miré y le dije, “Tal vez, porque estoy perdiendo la razón” el sonrió y me empezó a hacer preguntas. Terminé contándole de mis pesadillas, de mis visiones, de la sangre luego de ellas, de mi amor, de mis sueños, de mis posibilidades, de mi trabajo, de mi banda, de la música que escucho, de las bandas queme gustan, de cuanto disfruto un concierto y finalmente porque él lo pidió, le mostré mis cuentos. Leía los títulos y se sumía en la lectura, preguntó por “Traición”, “Tranquilidad”, “Estrellas”, entre otros, yo solo podía decirle que eran fruto de mi imaginación.

Luego de casi 45 minutos en el consultorio solo pudo decir, “Juan, tenés ESQUIZOFRENIA”. Ahí, simplemente ahí, sentí como un vacío llenaba mi cuerpo, mi estomago, miré por la ventana, él continuó, “Te voy a mandar unos antipsicóticos y unas recomendaciones de cositas que no debes hacer”. Esas recomendaciones pensé que serían fáciles de hacer, pero me llevé la sorpresa de que empezó a musitar frases que para mi eran aterradoras: “Juan, te voy a pedir el favor de que hagas esto al pie de la letra, porque asi tal vez puedas calmar esas cosas que tenés, mirá yo se que no es facil, pero hacelo y veremos el resultado. Empecemos con la lista:

-No debes seguir escribiendo.

-No vayas a conciertos.

-No toques batería.

-No uses audífonos.

-No escuches música muy duro.

-No salgas en las noches.”

Ahí lo interrumpí y le dije, “Doctor ¿usted cree que quitándome eso voy a estar mejor?, con eso me va a matar, esa es mi vida, solo prohíbame que no puedo volver a leer ni sentarme en el computador y me meto un tiro de una vez”. Él sonriente me dijo “Te dije que no iba a ser fácil, pero vamos a hacerlo y veremos los resultados”. Yo asentí con mi cabeza, volví a mirar por la ventana, las lágrimas en mi rostro ya dibujaban otra cara, tenía ganas de salir volando por esa ventana, como en “Estrellas” o como lo hizo la chica de “Eterna Pesadilla”. Recibí la formula y salí, le di las gracias al doctor que solo me dijo “Cálmate, tal vez lo que necesites sea un buen rato en el campo, un fin de semana”.

Luego de salir del consultorio, entré en el baño, me lavé la cara con agua fría, me miré al espejo, sonreí, pero mi cara de tristeza no dejó que fuera tan alegre como antes. Miré al frente, dije, “listo vamos a tratar” y salí para mi casa.

Hoy, con lágrimas en los ojos, con unos ojos que dan pie de la noche que pasé, que si miran al frente o directamente te dirán que no han dormido en un día, sigo acá, tal vez tratando de afrontar mi realidad, tratando de explicarme por qué pasa esto, tratando de encontrar la manera de  como hacerle saber al mundo y a mi mismo que NO VOY A VOLVER A ESCRIBIR.

14 comentarios:

Psicoloca dijo...

No estoy de acuerdo!
y te lo digo como alguien que escribe. No cuentos. O si, esos quedan en mi privacidad. Pero escribir es largar eso que tienes adentro. Y bueno, lamentablemente es parte de nosotros.
Aparte lo haces muy pero muy bien!

Florcita dijo...

Juanse... espero que este sea otro de tus cuentos cariño... ni se te ocurra por un instante hacerte semejante daño... Haz otra consulta!

Besos y sonrisas,

Florcita.

Natalia dijo...

es dificil opinar esta vez, solo deseo que estes bien y que salgas de esto pronto

Manu dijo...

Mala cosa!!
Ya me habia acostumbrado a leer tus cosas :(
Pero si toca, toca... no?
Fuerza!

rayuela dijo...

Mi querido amiguito Juanse,
yo le preguntaría a tu psiquiatra que qué hacemos con las historias que se tejen en nuestra mente. O hay algún medicamento que frene los pensamientos y que los pensamientos formen historias?

Bueno, no sé, el profesional es él y no yo.Lo mío es ser "profe"...Y yo vi tu crecimiento en éste tu sitio, día tras día. Pero si ésto es perjudicial para tu salud, poné a dormir tus cuentos, hasta que sea la hora de despertarlos para salir. Porque esa hora, tarde o temprano, llegará.
Y no estés triste amiguito! Yo te regalo la sonrisa que reencontré en mi ejercicio dadá para que te acompañe y te acaricie.

Un gran beso, pequeño!
Y seguimos en contacto, como casi todos los días!

Diaranja dijo...

Que Injusto , que poca!
Espero que el Psiquiatra este mal y que visites a mil mas.
Eres una persona brillante!!!
Hechalee ganas!!

Anónimo dijo...

supongo q contra todas esas restricciones, tenes a tu lado gente q te quiere y se preocupa por vos....


Tendras que tener algo en que creer
a que aferrarte, para no caer
para comprender, basta con saber
que siempre hay algo bueno en que creer!
No desesperes, no!!!
cancion de carajo-algo en q creer..

no se si realmente es lo q te quiero decir...no se si te quiero sacar una sonrisa o darte animo o q....solo q la vida continua y no importa q vainas se nos crucen siempre hay q ser feliz y aguantar y ser fuerte...
Meli..

Anónimo dijo...

:O
Hace mucho no pasaba por acá por cuestiones de trabajo...!
Lamento mucho todo!
Apenas pueda te llamo!!!
Te Quiero!
EliZa

MUCHA FUERZA!

CeLeS! dijo...

Si vas a volver a escribir... lo que falta es más tiempo.



acordate! entero o a pedazos pero voy!!!


un gran beso!!

SeaSirens dijo...

Juanse, siempre es buena una segunda opinión médica. No te quedes con eso y lucha.

Y si tus escritos, te dan fuerza para luchar, hazlo, porque después de todo, nadie lo va a hacer por ti, aunque tengas al lado a toda la gente que te quiere y te apoya. Al final, la lucha por cualquier cosa, es cuestión nuestra.

Besos y mucha fuerza para salir de donde quieras y debas.

CUÍDATE!!

Anónimo dijo...

juanse, eso no qiere decir qe vaya ser para siempre, porfavor cuidate, cuidate mucho, juanse no todo en la vida es facil, ay cosas qe reqieren sacrificio, y si son por tu salud aun mas. TE QIERO MUCHO... daniela londoño

Anónimo dijo...

Que ? Como? ps Molina no... :( como q ya no vas a seguir escribiendo si a mi me ecanta leer tus cuentos!!!.

La verdad me siento mal por no haber leido esto antes y mas aun por no haberte pregutnado como te habia ido (sinceramente eso paso por mi cabeza hoy pero sencillamente no lo hice).

Ahora no se q decirte pues pienso q decirte q sigas las recomdacione seria fatal y q no lo hagas seria negligente; así q me ire por la tangente y te dire q consultes con alguien mas q pidas una segunda opinion!!!!!!!!!!!...y hasta una tercera si hace falta!!!!!.

Bueno muñeco le deseo de todo corazon un final feliz y no pa delante ( q pa tras se puede caer).

Con cariño : *Tati*

Anónimo dijo...

... :(

muy difícil.

Marysol.

Anónimo dijo...

Creo que por primera vez me dejas sin palabras, además me confunde nosé si es uno más de tus escritos, yó solo espero que sea asi.

De todos modos cuidate mucho y como a veces las palabras no te dejan expresar algo más.....un abrazo
Isabelc