lunes, 2 de marzo de 2009

Chocolate

Siempre la veía pasar en la escuela, su cabello rubio, sus ojos verdes, zapatos color rosa, tan rosa como su piel, a veces los cambiaba de color para que hicieran juego con su ropa de otros colores, solo porque sabía que los colores resaltaban demasiado con su piel y si eran ácidos mucho más, porque su piel combinaba con todo.

Esperaba los recreos para observarla, ella pasaba siempre con dos amigas, era las únicas con las que hablaba de todas las que estudiaban con ella, se sentaban en el mismo muro, mirando hacia el mismo mural, escuchando música que cargaban en sus celulares, un poco de punk rock no estaba mal.

Yo esperaba ansioso nada más que ese ritual que la caracterizaba, luego de un rato del recreo, ella sacaba un chocolate de su bolso, lo desenvolvía, lo ponía entre sus dedos, esperaba a que se derritiera y luego de un rato los chupaba hasta acabarse el chocolate que casi liquido estaba en ellos.

Llevaba mucho tiempo viéndola, me gustaba, la retrataba casi a diario, siempre en técnicas distintas, prosa, poesía, cuentos, canciones, frases, sueños, pero de alguna manera lo hacía. 

Un día ella estuvo en el mismo muro, con las mismas amigas, la misma música, pero sin el chocolate; yo ya sabía cual era su favorito, así que fui a comprarle uno y le escribí una nota, se las llevé y entre mi pena se la entregué y me alejé casi corriendo.

Ella dejó que el chocolate se derritiera  en sus dedos, se lo comió y luego sacó papel y lápiz, escribió algo y sonrió, una de sus dos amigas se me acercó con una sonrisa en su cara y me entregó, la nota, ésta simplemente decía: “Gracias por el chocolate y especialmente por sentarte a diario a mirarme, a escribirme, a retratarme, espero ser tu musa eternamente. Uvita”.

9 comentarios:

CeLeS! dijo...

y sus deseos fueron ordenes...



Juanseeee! perdón por tardar tanto en leerte.
Un beso chocolatado!

SeaSirens dijo...

Siempre había sabido de él y de sus "presencias". Bonita pues, aunque no consumada...jeje, pero bonita.

Un abrazo enorme Juanse!!

Rayuela dijo...

Uvita engañadora...Uvita sensual...igual que el chocolate.Combinan, se dan bien.

Muy bueno, como siempre!


Un beso, amigo Juanse.

CROMOSOME dijo...

La pretensión, y a veces las caricaturas, son una opresión al lado de estas escenas de actuación. De vez en cuando cuesta declararse… y asimismo hay veces en que los guiones ya están preparados.

Saludos Juanse!¡

Anónimo dijo...

Esa foto de primerazo me cautivó y en realidad creo que es un capítulo de las muchas cosas que debes vivir con uvita, buena comparación, esa uvita te tiene derretido....con tal de que puedas seguir escribiendo todo está bien.

Buen chocolate para esta tarde fria

Isabelc

Rayuela dijo...

Juanseeeeeeeeeeee!!!!!!
Otro avisoooo!!!!
No buscaste tu regalo en mi blog!


Besitos!

Dr. J dijo...

Uvita. Lindo nombre-apodo-firma! XD

Saludos!

EliZaAb3th dijo...

Ah... Odio a Uvita..!
No sé por qué...
Yo quiero ser la Uvita de alguien!
XD

Caco dijo...

Que bellas palabras, sin duda alguna un encuentro lleno de romanticismo.
un agrado encontrar tu blog ^^

Saludos!