sábado, 6 de diciembre de 2008

Excitación

Andrea y yo llevábamos varios meses saliendo. Eran encuentros diarios, espontáneos, muy tranquilos; esa confianza que teníamos después de tantos años de amistad hacía que nos entendiéramos muy bien y que casi todos esos encuentros terminaran saciando esos deseos sexuales que teníamos el uno hacia el otro.

Ese día que nos encontramos todo estaba muy bien planeado, iríamos a comer y luego nos iríamos para mi casa a terminar como era costumbre, con una botella de vino, un poco de música y un poco de sexo.

Entre vino y vino, nuestra ropa iba cada vez disminuyendo, ella me quietaba algo y luego yo hacía lo propio. En un momento de excitación, luego de un extenso beso que hizo que a ambos se nos erizara la piel, ella me dijo que quería intentar algo nuevo, que quería que yo tuviera el control y que la atara a la cama; un poco extrañado por su propuesta y luego de conversar con ella y que me dijera cómo lo había soñado, procedí a hacerlo. 

La até a la cama con unas corbatas. Allí estaba, entregándose a mi, con su sexo al borde del éxtasis y yo con la misma sensación, la miraba fijamente; cogí una rosa y cuando iba a comenzar a tocarla con los pétalos, ella me detuvo y me pidió que también le vendara los ojos, como ya había accedido al principio y se trataba de hacerle realidad su fantasía, también le vendé los ojos.

Ahora si, me dijo; tomé la rosa y empecé a recorrer su cuerpo con ella. Andrea empezó a gemir y yo vi que era el momento de seguir con el resto.

La penetré por primera vez y empezó a gritar de dolor, lo hice suavemente, con mucho amor, luego con mayor intensidad, ella gritaba, su cuerpo iba cada vez quedando mas débil y a mi disposición, su piel estaba sudada y suave, ya exhausto, luego de casi una hora de estar haciéndolo, solté el cuchillo, lo puse sobre la mesa de noche y me acosté a su lado.

5 comentarios:

luifergarca dijo...

uich!! eso dolió!..pero gustó!jejeje
..Nuevamente un final inesperado y una historia que deja mucho que pensar..pero aunque he dicho mil veces que me gustan ese tipo de finales creo que esta vez también me hubiera gustado saber que hubiera pasado si el final no hubiera sido trágico.
..sabés que te quiero y que te leo aunque no siempre comente..

Steph dijo...

Me recuerda a ''cuentos que cortan el aliento "...
Me encantó, seguiré muy pendiente de tus próximas entradas :D

Quiero que me atennnnnn lol

Anónimo dijo...

Hummmm, nosé si saboreo algo o sencillamente es el puntos suspensivos que dejan los elementos que nunca das a conocer y solo lo haces cuando uno quiere saber mas. ¿Cuál cuchillo?...de donde salió quien lo invito a ese escrito????

Isabelc

Sarita dijo...

Uy
Genial-mente miedoso :D
Al principio dice "y un poco de sexo", mejor algo de sexo por lo menos, o mucho sexo

Sigue escribiendo Juanse, se nota que puedes sacar cosas geniales.

Sara

Florcita dijo...

Simplemente... Espléndido!!!

Florcita.