viernes, 29 de mayo de 2009

Las Seis Palabras "Amor Prohibido"

Rayuela me dejó tarea: Seis palabras para armar un texto: vida, amor, literatura, sexo, cine, viaje.

 

-¿Será amor esto que siento?- pensó ella mientras trataba de conciliar el sueño. 

-Me lleva doce años de ventaja, es prácticamente una vida.- pensó él mientras estaba con unos amigos en su casa del árbol.

Ella era su maestra de literatura y le gustaba su clase, amaba sus lentes de pasta negra, su cabello negro y su sonrisa, su sonrisa era algo que lo enviaba de viaje a todos esos paisajes que describían muchos de los libros que ella les ponía a leer como tarea, tenía 28 años y llevaba ejerciendo su profesión hacía dos años. Él era un alumno de último año de secundaria, cabello oscuro, lacio, un poco largo, dos ojos grandes y verdes que adornaban con una sonrisa el paisaje que a ella rodeaba, tenía 16 y era el mejor alumno que tenía, tal vez al que más futuro le veía, a veces hasta pensaba que sus escritos eran pequeñas declaraciones de amor, luego lo comprobó. 

Era la tarde de un martes, a la última hora le tocaba verse con él. Él llegó más temprano que el resto del grupo, se acercó a ella, le entregó un chocolate, la miró fijamente a los ojos y ella sintió mariposas, era penetrante su mirada, la llevaba a imaginarse las cosas más prohibidas y sexuales que podrían pasar por la mente de alguien que se ha enamorado con el tiempo. Ella le entregó su mano, tomó la de él y le pidió que la besara, él accedió, al fondo se escucharon los pasos del resto del grupo que se acercaba con lentitud por ese tedio que a muchos les genera la literatura.

Llevaban ya varias semanas desde ese martes, hacían lo mismo, él llegaba más temprano que el resto del grupo antes de sus clases, se besaban y a veces organizaban citas en la biblioteca o en algún café para sumergirse en profundas conversaciones literarias, amorosas y alegres. 

Él le había contado que ella era la primera mujer de su vida, ella le fue sincera y le dijo que por la suya habían pasado muchos hombres, pero que ninguno la había llenado tanto, ni le había generado tanta curiosidad.

Luego de tres meses en la misma tónica, ella lo invitó al cine, tenía preparado algo para él, tal vez sería la primera vez de él, era la primera vez que ella organizaba algo para pasar un día con un hombre y luego sumergirse con él bajo las sábanas.

Llegaron al cinema, pidieron que les dieran asientos en la última fila, tratando de así pasar desapercibidos, pero realmente estarían a la vista de muchos en ese lugar. No les importó. Fueron a ver una película de esas que hacen reír y llorar, en un momento, ella lo besó, tan profundo que él sintió mariposas en el estomago, ella metió su mano en su espalda y empezó a hacerle cosquillitas con sus uñas, sabía que eso lo excitaba, él metió su mano entre los pantalones de ella, pasó la tanga y llegó a su sexo, se fundió y se ahogó en los mares que éste desprendía. No terminaron la película, fueron a su casa, donde los esperaba una gran cena, una cama adornada, olores sabrosos. 

Pasaron la noche juntos, se fundieron en grandes abrazos y grandes sueños. Al amanecer, ella le dijo que se marchara, que no lo quería volver a ver, él pensó que fue por su inexperiencia, ella le dijo que no se preocupara, todo estaba bien. Ya había hecho los papeles para su traslado, no se lo había dicho, nunca se lo dijo, hizo su maleta y se marchó hacia otro pueblo a buscar otro joven ingenuo al cual enamorar, en busca de ese vértigo que le producía tener sexo con sus alumnos.

___________________________________________________________________ 

Después de publicado, debo dejarle las palabras a seis amigos, para que ellos hagan lo propio.


Yo se las dejaré a: Amarilla (Cartas Urgentes), Eliza (Perfectamente Perturbada), Lu (Todo en esta vida son letras), Lauri (Un Montón De Caras Y Ni Una Mirada), Caco (Entre Farragos), Cromosome (Cinemas Sin Vidas) y a Leon que aunque no lo conozco sé que quiere hacer este ejercicio (Un Día Azul)

10 comentarios:

Rayuela dijo...

Epa,epa!!!!! Qué imaginación la tuya!

Y...viste...al fin y al cabo las malvadas somos las profesoras de literatura! Jjajaajjajajaja!!!!!!!!!!!


Buenísimo,Junaseeeeeeeee!!!!!!!!!!!!

Caco dijo...

^^ Buena historia, bastante creativa!

todo un desafío, espero poder hacer la historia pronto...

saludos!

CROMOSOME dijo...

Sorprendente.
En fin, siempre la literatura resguarda personalidades escondidas.Fue un gran complemento de palabras.
Genial.
Hey!, ya accedí al desafío, ojala sea de tu agrado el escrito...

Abrazos, y saludos desde lejos.

♥EliZaAb3th♥ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Laurita!!! dijo...

Juanseeeee... definitivamente que talento!!!
Como siempre maravillada con tus escritos y creo que nunca lo dejare de hacer.
Felicitaciones!!!

lunaazul dijo...

Como dice rayu las malvadas son las de literatura, jaja. Me encantó y sobre todo el final, eso es una vida viajera, cada curso en un pueblo, jaja.

Besos Juanse.

León dijo...

Genial! te quedo perfecto!
sabes? justo antes de que recibiera tu invitación, me la mandó una amiga!!! mil es de gracias igual! me trajo hasta acá a conocer tu espacio. Si querés ver mis seis palabras, te dejo el link.
Un saludo!!! gracias por venir, volvé cuando quieras.


http://esospedazosdeversos.blogspot.com/2009/05/las-seis-palabras.html#comments

Adrianina dijo...

Me gustó porque cada párrafo fue como una foto, muy visual esta historia.
Era de armas tomar la profe, jaja.

Besitos Juanse. Que tengas un buen comienzo de semana.:-)

Rayuela dijo...

Feliz cumple Juanseeeeeeeeeeeeeeee!!!!!!!!!!


(la de literatura,jaja!)

Ivar Lazo dijo...

Me hizo recordar a mi profesora de ingles. Yo estaba enamorado de ella pero ella nunca lo supo. Me acuerdo que lo mas emocionante que pase con ella fue una vez que me miro fijamente a los ojos y me ruborize, ella estaba molesta por que no hice la tarea pero valio la pena!
Si tienes tiempo pasa por mi blog! Saludos