lunes, 19 de enero de 2009

Ultimo Adiós

Llevo mi mano a mi cara, huelo mis dedos y tu perfume aún sigue ahí, tu perfume lastima mi nariz, lastima mi ser.

He contado ya más de 200 lágrimas desde el momento en que partiste. Puse el Ipod a todo volumen en una reproducción aleatoria y no hizo nada más que martillarme con una sola canción, seis minutos, de mi canción favorita, esa que Jorge González escribió en un ataque de asma. Y hoy hizo con solo darle play al reproductor, salir la primera lágrima.

La ultima palabra que me dijiste “gracias”, sigue retumbando mis oídos, mi cabeza no sabe nada más que pensarte y pensarte y pensarte, mis ojos no saben nada más que llorarte y llorarte, mi cuerpo no sabe nada más que extrañarte y extrañarte. Es tal vez la ultima palabra en mucho tiempo, es tal vez la ultima palabra que escuche, es tal vez lo ultimo que quedaba por decir.

Un largo beso entre la mejilla y los labios, un brazo que cogió mi cabeza y la hizo doblarse sobre tu cuerpo. Un dolor en el corazón y un sueño roto. Un deseo de estar pero sin poder estar. Por eso ahora seré nadie, no estaré cerca, ni estaré lejos, seré yo, pero sin afectar a nadie, borré todas mis cuentas, solo quedará mi correo electrónico del cual tal vez te sepas la clave. Viviré, ¿cómo? No se, simplemente viviré, igual algún día iba a pasar, igual nada es para siempre. Igual las lagrimas se las lleva el agua, igual las palabras se las lleva el viento, las promesas también se van con él, pero mis sentimientos, mis sentimientos siguen ahí, como te lo dije, mis sentimientos estarán ahí, guardados, estancados, nada más que esperándote, nada más que anhelándote. Me dijiste que no prometiera cosas que no era capaz de cumplir, pero después de que vi que mis promesas están vivas, que todo eso que te dije en nuestro tiempo está ahí, te lo puedo asegurar.

¿Seguiré escribiendo? No se, ¿seguiré soñando? Tal vez, igual ya tengo que despertar, vivir en sueños no debe ser lo ideal, vivir la vida, la cruda y dura vida, que hoy, sin más me golpea en la cara, se burla de mí y me dice, que lo merecía, que era lo que me tenía preparado. 

Este fue tal vez mi desahogo, tal vez no se, igual quedarán un sinnúmero de preguntas escritas en mi cabeza, tatuadas en mi corazón, igual quedarán un sinnúmero de respuestas allí también, igual tendrás tú también muchas preguntas y respuestas en la tuya. Pero tal vez ya será tarde para cuando se quieran responder.

Yo sin más me despido. Solo te digo lo que dijo Juan Gabriel alguna vez: "Que seas muy feliz, estés donde estés... Mientras que yo te sigo amando..." Ya hay alguien en la ventana que me llama y voy a ir a buscarlo.

Un beso.

TE AMO

 

De Todito de BBQ.

Dejó la carta sobre su cama, con el nombre de ella en el sobre. Cogió impulso y saltó por la ventana de su habitación.

10 comentarios:

M+M dijo...

No.. .me da miedo...d

Andrés 38 dijo...

brutal parce!!excelente!! ud ya sabe ke le puedo decir yo..

amarilla dijo...

jum, parce eso q decis es re de adentro, brutal, ojala puedas estar bien.... un abrazo!!!

Rolalola dijo...

¿¿¿y que màs da, cuando la vida ya no parece vida??? Hermoso, Juanse, cada cuento es un desafìo al amor, a la vida, a encontrarse con uno ("Un deseo de estar pero sin poder estar").

En un instante, me recordò a la novela "La pasión" de Jeanette Winterson, que Rayuela me dio para leer hace un tiempo. Digamos que los sentimientos de los personajes estàn literalmente gurdados, fuera de ellos...

Besos enorrrmes Juanse!!!

DanielGonzález dijo...

Parce!! brutaal

rayuela dijo...

Mientras comento tu cuento, hablamos por msn, cosas de la "modernidad".
Y escribo aquí lo que te estoy diciendo...ahora duele, demuele,desgarra, destroza...pero nadie muere de amor.

Tu personaje salta por la ventana...sólo lo hace para que te sientas culpable...no le creas.

Anónimo dijo...

juanse...esta brutal de veras...
es demasiado...
y claro el final perfecto...me encanta ese final...
Meli

Laurita!!! dijo...

... Hay Juanse!!!
mmm... Super teza la situación pero asi se siente el corazón cuando está gravemente herido... La cosa es quedarnos sin armas para luchar y es lo que nos hace sentir peor y darnos mas duro!!!
Super chevere!!!
Muy triste pero sincero...

Natalia dijo...

..."un dolor en el corazon y un sueño roto"...que sentimiento tan horrible, es como si te empujaran al vacio, y cuando las lagrimas no salen te sentis impaciente, ansioso, trastornado,pero increiblemente una melodia....una cancion...te libera y empezas a llorar incontrolablemente y lentamente sentis como los pedecitos de tu corazon se reconstruyen y aunque seguis sintiendote triste, herido...como si estuvieras enfermo...ya no es tan debastador ni tan tragico como segundos antes de llorar...y poco a poco volves a ser vos, porque sabes que nada es para siempre y tenes las esperanza de que esta herida pronto cicatrizara....

Anónimo dijo...

Juanse, demasiado buena esta historia, no, que digo buena, excelente.
El final sencillamente me fascinó.
Un abrazo...

Carolina Betancur